Destinos de playa que debes conocer (Parte 1)

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (OMT), México fue el país más visitado en América Latina durante el 2019, y el séptimo a nivel mundial. A todo esto, muy probablemente te preguntarás ¿por qué? Más allá de que el territorio mexicano es un paraíso colmado de toda clase de postales, la respuesta corta es muy probablemente: sus playas.

 

México tiene más de 10 mil kilómetros de costa que ofrecen toda la variedad de playas de ensueño que existen. Algunas de las mejores ciudades costeras de México se encuentran en las costas del Pacífico y el Caribe, y no sólo cuentan con costas idílicas, sino también con alojamientos, bares y restaurantes de primer nivel, y no, no hablamos necesariamente de Cancún. Estas son algunas de las playas que colocan a México en el mapa turístico; elige cualquiera de ellas para un viaje sin preocupaciones y sin salir del país.

 

Isla Holbox

 

La isla caribeña mexicana por excelencia. Todos conocen Cozumel, pero México en realidad tiene varias islas en el Mar Caribe. Una de las más hermosas y que definitivamente necesitas poner en tu radar de viaje es Isla Holbox, frente a la costa norte de la península de Yucatán. Sólo se puede acceder a esta pequeña isla sin automóviles con un rápido traslado en bote desde la ciudad de Chiquila. Es muy popular entre los yoguis, mochileros y turistas mexicanos, esta porción del paraíso caribeño tiene alojamiento en hoteles para la mayoría de los presupuestos (desde mochileros hasta boutiques de lujo a pequeña escala), así como restaurantes que sirven mariscos siempre frescos y deliciosos cócteles con un poco de música en vivo. También es uno de los mejores lugares de México para nadar con tiburones ballena.

 

Tulum

 

Si Playa del Carmen fue alguna vez un tranquilo pueblo de pescadores, Tulum estaba completamente fuera del mapa. Luego, al igual que otros destinos creados para las redes sociales en todo el mundo, soportó la llegada de mochileros, hippies, hippies ricos, escenógrafos y, finalmente, despedidas de solteros. Ahora, Tulum se ha despertado de golpe y ha entrado en la categoría de un lujo muy extraño, la playa mexicana boho-chic-lux favorita de Instagram, aunque sigue siendo hermoso. A medida que los viajeros se aventuraron para explorar lo que había más allá de Playa del Carmen, Tulum se convirtió en un patio de recreo para espiritualistas, amantes de la moda boho-chic y de los raves a la luz de la luna. A pesar de eso, aún intenta aferrarse a ese ambiente hoy en día, pero con una abrumadora presencia de hoteles boutique de lujo que compiten por su propio pedazo de arena color cocaína y una clientela de neoyorquinos muy pudientes. A eso agrégale una alta concentración de centros de bienestar, conceptos de restaurantes orgánicos y tiendas de alta gama. Tulum es ahora una de las ciudades de playa de lujo más reconocidas del mundo.

 

Puerto Escondido

 

El tercer spot más importante del mundo para la práctica del surf. Y sí, está aquí en México también. Puerto Escondido es una meca del surf en la costa oaxaqueña donde pasadas las 4 pm muchos comienzan a preguntarse ¿cómo alguien puede hacer algo aquí? A última hora de la tarde y hasta altas horas de la madrugada, los surfistas, expatriados y mochileros de todo el mundo suelen estar en modo fiesta, aunque nadie llega a las fiestas hasta después de las 9. Es la ciudad de fiesta surfera con más buena vibra que encontrarás en todo México. Música en vivo, salsa, electrónica, chill, house, reggaetón… Después de cerrar el bar a las 4 am, los surfistas todavía se arrastran fuera de los hostales para cazar los primeros sets de olas a las 7 am. Después de ser revolcado por olas de cuatro metros, te olvidarás de la cruda. 

 

Más allá de la cultura surf, también podrás disfrutar de la conexión mágica que guarda con la naturaleza. En Puerto la energía vibra muy alto y aunque es difícil de explicar, siempre te quedas más tiempo del que tenías pensado. También puedes liberar tortugas, bañarte en alguna de sus bahías más tranquilas, comer comida típica oaxaqueña en el mercado, hacer un viaje en bote para ver a los delfines, experimentar la bioluminiscencia en una laguna que queda a 20 minutos de Puerto, e incluso conseguir taquitos muy baratos en la calle, aunque definitivamente encontrarás más y más bares y restaurantes que abren con una decoración shabby chic y cócteles con ingredientes exóticos en zonas como Zicatela o La Punta. 

 

Sayulita

 

Justo al norte de Puerto Vallarta se encuentra un pueblo de surfistas que alguna vez estuvo muy calladito y en los últimos años se ha convertido en uno de los pueblos playeros más fotografiados y visitados de todo México. Sayulita es un paraíso para los mochileros, con su playa perfecta para surfistas principiantes, sus galerías dirigidas por expatriados, pequeños hoteles tipo bungalows y bares con música en vivo. Sayulita tiene todos los ingredientes para convertirse en el próximo Tulum del Pacífico.

 

Año con año este hermoso rincón del Pacífico mexicano atrae a una mezcla de surfistas jóvenes y viajeros mexicanos que buscan escapar de su hermana mayor, Puerto Vallarta. La escena de bares y restaurantes es pequeña, pero suficiente, todos derraman alegría en las noches húmedas y calurosas alrededor de la plaza principal. 

 

Mazatlán

 

Camarones deliciosos en una costa histórica con atardeceres únicos. Mazatlán es una de las ciudades de playa mexicanas más subestimadas a nivel nacional e internacional, pero en realidad se trata de una de las únicas ciudades mexicanas coloniales que cuenta con una hermosa costa. Hubo un período de años en los que no era seguro para los turistas, pero con los años se ha recuperado para convertirse en uno de los pueblos de playa más seguros y encantadores de la costa del Pacífico. 

 

Rodeada de montañas, sus calles adoquinadas y sus épicos atardeceres, Mazatlán es una ciudad turística pero aún tiene alma mexicana. En los últimos años el gobierno ha estado invirtiendo millones para renovar su malecón y devolverle la vida al centro colonial. Sus edificios en colores pastel y los amplios patios evocan a La Habana Vieja o Santo Domingo en República Dominicana. El centro se abre directamente a la playa, rodeada por modestos restaurantes donde sirven los famosos camarones y ceviche mazatecos.

 

Ahora ya lo sabes, antes de elegir tu próximo destino a las playas griegas, italianas o alguna isla perdida en Tailandia, haz una pausa, piénsalo dos veces y redescubre tu México. Verás que aún hay sitios con sorpresas que en definitiva te robarán el corazón. Deja de hacer siempre lo mismo. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email