Sorpréndela sin tirar la casa por la ventana

Por supuesto que no hay nada de malo en comprar regalos para tu pareja, pero esto no debería ser una alternativa a pasar tiempo de calidad juntos. Si estás buscando formas de hacer que alguien se sienta especial pero no tienes un sólo centavo, aquí tienes algunas ideas que te podrían ayudar. 

 

Aprende a escuchar

En el mundo acelerado en el que vivimos, muchos de nosotros hablamos, pero sin realmente escuchar lo que alguien está diciendo. Sin embargo, es en realidad una habilidad muy subestimada o poco valorada. De alguna manera, cuando alguien realmente se toma el tiempo para comunicarse en un nivel más profundo, puede ser una experiencia verdaderamente especial y agradable.

 

 

Pregúntale su opinión

Pedir la opinión de tu pareja no sólo te ayuda a entenderla mejor, también es halagador por derecho propio. ¿Quién no se sorprendería si su pareja se acercara para hacerle una pregunta simplemente porque valora su opinión?

 

Sé detallista

Imaginemos que alguna vez te habló de un libro que le encanta y que por alguna razón no ha podido encontrar. Si buscas con detenimiento podrías descubrir que el libro no era tan difícil de encontrar y mucho menos caro, pero el hecho de que recordaste cuando ella te habló sobre ese libro y luego te las arreglaste para encontrarlo, significarán mucho más para ella.

 

Entonces, si estás considerando regalos, no elijas simplemente los que son caros, considera también los que requieren un esfuerzo extra más allá del dinero.

 

 

Piensa en ella

¿Qué podría ser más especial que ser lo suficientemente importante para alguien al punto que piensa en ti incluso cuando no estás cerca? El resto se explica solo. Recuérdaselo de vez en cuando, existen todo tipo de formas económicas de mostrarle que estás pensando en ella. 

 

Sé alguien de confianza

Suena tonto, pero la confianza puede valer mucho para muchas personas, y en una relación amorosa, más aún. En pocas palabras, si haces una promesa, apégate a ella. No la llames para decirle que tuviste un problema en el trabajo y que no vas a llegar. Sé esa persona en quien ella pueda confiar. 

 

En conclusión, tal y como mencionamos líneas arriba, no hay nada malo en gastar dinero en tu pareja, pero no debería ser una alternativa al esfuerzo por construir una relación sólida. Antes de sacar tu tarjeta de crédito la próxima vez, intenta considerar cómo puedes hacer que ella se sienta aún más especial. Claro, muchas de estas ideas requieren un poco de esfuerzo, pero ese es el punto. Hay cosas que el dinero no puede comprar, así que deja de hacer siempre lo mismo. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email