El A, B, C de los sacos

Sin duda, el aliado número uno de los hombres cuando de vestimenta formal hablamos. Ya no estás en la secundaria ni en tu graduación de preparatoria, aprende a usarlo correctamente para transmitir la imagen correcta. Te decimos cómo:

 

Elígelo según tu complexión y estatura

  • Hombres bajos: Traje recto de corte ajustado con bolsillos diagonales. El saco debe tener una solapa estrecha que no sea larga. Además, sugerimos una corbata delgada y pliegues en el pantalón que alarguen la silueta. Importante: no uses cinturón y asegúrate de que los puños de la camisa se asomen de las mangas. Todo esto ayuda a dar la impresión de un cuerpo más alargado.
  • Hombres altos y delgados: Traje cruzado o bien recto, con un saco de dos o tres botones con bolsillos horizontales. Además, usa una corbata de rayas diagonales u horizontales, pañuelo de bolsillo, cinturón y pantalones con dobladillo. 
  • Hombres musculosos: Trajes oscuros con rayas sutiles, pañuelo de bolsillo y pantalones con pliegues. Cuidado: los sacos cruzados ayudan a cubrir la panza, pero pueden hacer que alguien fornido parezca gordo. Consejo: evita los cortes anchos, materiales delgados y suaves, diseños contrastantes y corbatas delgadas.

 

 

¿Cómo saber tu talla? 

Las tallas normales de trajes se basan en la mitad de la circunferencia del pecho. Si el tuyo mide 100 cm y tienes una altura de 1.74 a 1.79 metros, eres talla 50 (o L). Hay tallas especiales para hombres delgados y corpulentos. Los hombres pequeños y pesados dividen la circunferencia del pecho entre cuatro. Una circunferencia de 100cm con una altura de 1.69 a 1.73 metros es una talla 25 (S o XS). Los hombres altos y delgados suman dos a la circunferencia del pecho. Una circunferencia de 100 cm equivale a una talla 102 (XL o XXL).

 

 

¿Qué cortes básicos existen?

  • Estilo inglés: El saco tiene una silueta de reloj de arena con hombreras pequeñas, cae de forma natural sobre los hombros y tiene un distinguido corte sutil con dos aberturas laterales traseras. Los pantalones son afilados y sin dobladillo. 
  • Estilo americano: Saco recto con brazos más largos, abertura trasera al centro de la espalda y pequeñas hombreras redondeadas. Los pantalones son ligeramente entubados sin pinzas. 
  • Estilo italiano: El saco es ajustado al cuerpo y se distingue por las hombreras. Los pantalones son estrechos y un poco más cortos.

 

Como puedes ver, para lucir un traje como verdaderamente se merece, deben tomarse en cuenta muchísimos factores que harán que el saco te porte o te haga ver mal. Aún así, la personalidad con que lo lleves hará una gran diferencia, porque hay cosas que el dinero no puede comprar. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email