¿Qué fue del Mastretta, el deportivo mexicano?

¿Recuerdas al Mastretta MXT? Sí, el auto mexicano del que en algún momento se habló mucho debido a un programa de TV británico donde se burlaron de él… pero ¿qué fue de él? 

 

Hace más de 30 años, Carlos y Daniel Mastretta, dos jóvenes emprendedores mexicanos originarios de Puebla, iniciaron una empresa denominada Tecno Idea SAPI, misma que dos años después los llevaría a crear el Mastretta MXT, el primer deportivo concebido y fabricado en México, que pese a las bromas y demás contrariedades consiguió el reconocimiento internacional como un auto a la altura de los mejores deportivos del mundo. 

 

Hoy, el Mastretta, auto deportivo cien por ciento mexicano, desapareció.

 

 

Cuando las cosas no podían pintar mejor, decidieron buscar más socios a través del Fondo México Ventures y la CMIC, Corporación Mexicana de Inversiones de Capital, y lo consiguieron. Ante esto, Carlos y Daniel Mastretta pasaron a ser accionistas minoritarios y el consejo de Administración quedó en manos de Ángel Dávila y Humberto Zesati.  

 

Los nuevos socios que estarían a cargo del manejo de Latin Idea Ventures, el fondo de inversión de la empresa, fue la decisión que terminó sepultado el proyecto de los hermanos Mastretta, pues tras su pobre gestión administrativa agotaron los primeros fondos de inversión del proyecto, lo que derivó en la suspensión del resto de la inversión.

 

Todo lo anterior se dio a conocer en mayo de 2014, en un comunicado que los hermanos Mastretta dieron a conocer a través de una colaboración de su hermana escritora y periodista, Ángeles Mastretta, con el blog Nuestro Cómo, mismo que Carlos, uno de los hermanos, remató diciendo lo siguiente:

 

“Informamos que el proyecto del Mastretta MXT ha sido detenido cuando la empresa es viable y tiene amplias posibilidades de éxito si se maneja bien. Estamos frente a una decisión apresurada y opaca de estos socios, ante el temor a reconocer los pobres resultados de su gestión. Pedimos disculpas a los trabajadores, clientes, distribuidores y proveedores de Tecno Idea y a todos los que simpatizaron con este proyecto. Tratamos hasta lo último, no pudimos evitarlo. Nuestra motivación ha sido fomentar la innovación en nuestro país a través de la creación de un auto y una marca mexicanos. Hacemos pública esta dolorosa realidad con el ánimo de defender nuestro proyecto, la inversión de otros socios minoritarios de Tecno Idea y nuestra empresa”. 

 

Tristemente, así, el bólido mexicano que contaba incluso con su réplica de Hot Wheels y que posicionó el nombre de México en la industria automotriz a nivel mundial, pasó a manos del Gobierno Federal, dejando el proyecto a la deriva. Si hay algo que esta historia nos deja como lección es, sin duda, que hay cosas que el dinero no puede comprar. Lerk, tu aliado en el placer.    

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email