Más allá del peso: ¿Qué es y cómo bajar la grasa visceral?

¿Sufriendo con los gorditos de la panza? Si te cuesta trabajo abotonarte los pantalones, es un excelente momento para aprender sobre la grasa visceral. El lugar donde almacenas grasa en tu cuerpo hace más que afectar la talla de tus pantalones, si no que también podría poner en mayor riesgo algunas afecciones de salud.

Aunque la grasa visceral constituye sólo una pequeña proporción de la grasa corporal, es un factor clave en una variedad de problemas de salud. ¡No entres en pánico! Estás a tiempo de comenzar a realizar cambios en tu vida, comenzando por informarte un poco sobre el tema. Recuerda que tu salud es tu virtud. Llegó la hora de derrotar la grasa visceral. Eres lo que eliges ser. Lerk, tu aliado en el placer.

¿Qué es?

La grasa corporal visceral es la grasa que se almacena en el interior del abdomen, envuelta alrededor de los órganos, incluidos el hígado y los intestinos. Representa aproximadamente el 10% de toda la grasa almacenada en el cuerpo.

 

La mayor parte se almacena debajo de la piel y se conoce como grasa subcutánea. El resto de la grasa está oculta en los espacios entre los órganos abdominales y en un tejido llamado epiplón, esta es la grasa visceral o grasa oculta, y hace que tu vientre sobresalga. (La lonjita que te sale cuando usas los jeans). 

 

 

¿Es peligrosa?

El verdadero problema no es la figura de manzana que adquieres por la pancita. La grasa no se queda ahí sentada, sino que produce sustancias químicas y hormonas que pueden ser tóxicas para el cuerpo. Incluso en personas delgadas, tener una mayor proporción de grasa visceral conlleva una serie de riesgos para la salud.

 

Tener grasa visceral en el abdomen es una señal de síndrome metabólico, que es un conjunto de trastornos médicos que incluyen presión arterial alta, obesidad, colesterol alto y resistencia a la insulina, entre muchos otros. 

 

¿Cómo bajar la grasa oculta?

Para comenzar a combatir la grasa visceral, puedes empezar con una combinación de ejercicio moderado pero vigoroso para quemar el aumento de peso. Lo más recomendable es incluir ejercicios aeróbicos y de bajo impacto como así como entrenamiento de resistencia o fuerza. Si no sabes por dónde empezar, aquí hay una breve lista de los ejercicios que en su mayoría se recomiendan para trabajar este tipo de grasa:

  • Natación
  • Caminata
  • Andar en bicicleta 
  • Correr 
  • Sentadillas
  • Abdominales 
  • Levantamiento de piernas
  • Pilates 
  • Yoga 
  • Zumba

 

 

Para seguir por el camino correcto, recuerda elegir una dieta y un plan de pérdida de peso que se adapte a tu estilo de vida y necesidades. Recuerda que este proceso requiere mucho compromiso y motivación, así que tienes que elegir las actividades que te mantengan positivo y energético. Sea sacudir el bote en zumba o tomar una relajante clase de yoga. Finalmente, una vez que comiences, no permitas que nada se interponga entre tú y tu objetivo. Que tu felicidad sea prioridad. Lerk, tu aliado en el placer.

 

Conquista tu salud
#HablemosDeObesidad

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!