¿De dónde se obtiene el látex?

Cuando escuchas la palabra látex muy probablemente lo que piensas de inmediato es: condones, y aunque sí es uno de sus muchos usos, su fabricación es muy variada y con diferentes finalidades, tanto así que existen más de 40 mil productos de uso cotidiano compuestos de este material.

 

El término látex suele usarse a menudo como sinónimo de caucho, pero en realidad se refiere a cualquier medio líquido que contenga una suspensión de pequeñas partículas de polímero. Sin ponernos muy técnicos ni científicos, el látex es una sustancia vegetal natural, pero también se puede fabricar mediante procesos químicos artificiales.

 

 

Se encuentra principalmente en el árbol del caucho, pero también en casi el 10 por ciento de todas las plantas. Por ejemplo, el opio es en realidad el látex seco de la amapola. Es importante aclarar que el látex no es lo mismo que la savia, sino una sustancia separada, creada por la planta como protección contra los insectos. En las plantas se trata de una mezcla de proteínas, alcaloides, almidones, azúcares, aceites, taninos, resinas y gomas que se coagulan cuando se exponen al aire. Las plantas usan látex para sellarse después de una lesión, protegiéndose así contra los insectos.

 

Latex natural

La mayor parte del caucho natural se deriva del látex natural extraído del árbol del caucho de Pará (Hevea brasiliensis), una planta nativa del Amazonas pero que ahora se cultiva comercialmente en las regiones ecuatoriales del sureste asiático. 

 

Látex sintético

Se trata de una mezcla líquida de polímeros, pero en lugar de polímeros vegetales naturales, el caucho sintético utiliza otras sustancias que se encuentran en los productos del petróleo. Suelen ser más fuertes y estables que el caucho de látex natural para productos como neumáticos. 

 

¿Y entonces con cuál se hacen los condones? 

Casi toda la fabricación de condones comienza prácticamente de la misma manera: para darle estabilidad y resistencia al látex, se le agregan químicos y se calienta. Durante este proceso, los productos químicos reaccionan con el caucho del látex para hacerlo más fuerte, más confiable y con un bajo potencial alergénico. Así que bien podría decirse que se trata de látex sintético. 

 

Sin embargo, como mencionamos al inicio, los condones son sólo uno de sus usos más populares, ya que también se usa para la fabricación de guantes quirúrgicos, mascarillas anestésicas o de reanimación, sondas, enemas, catéteres, torniquetes, vendajes elásticos, puertos de inyección y de aplicación intravenosa, tapones de frascos de medicinas… y así podríamos seguir con una lista interminable. Sí, sabemos que no lo sabes,  por eso unos cuantos datos innecesarios para pláticas trascendentes nunca están de más. Lerk, tu aliado en el placer.

 
Fuente: https://www.aceprodcon.com/

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email