¿Tu pareja sufre de insomnio? Tú tienes la solución

Es irónico, especialmente considerando que muchas personas suelen pasar las primeras tres cuartas partes del día como un zombi en busca de café o un lugar discreto para tomar una siesta. Aún así, no importa el nivel de cansancio durante el día, cuando realmente llega la hora de dormir, se enfrentan al problema de todas las noches y empiezan a contar ovejas para finalmente conciliar el sueño.

 

Bueno, si resulta que eres uno de estos, una nueva investigación demostró que tener relaciones sexuales antes de acostarte podría ser la respuesta a todos tus problemas. Según Laura Berman, directora del Centro Berman para la Salud Sexual de la Mujer, el sexo antes de acostarse podría ser la clave.

 

 

En una entrevista para Fox News, Berman habló sobre los beneficios del sexo como ayuda para dormir. Y es que de acuerdo con Berman, esta epidemia conocida como privación del sueño, es el resultado del estrés o la depresión y, a veces, de ambos.

 

Cuando las personas tienen relaciones sexuales, el cuerpo libera naturalmente neuropéptidos conocidos como endorfinas. Las endorfinas son la fuerza impulsora detrás de muchos estados naturales de euforia, como la euforia del corredor, por ejemplo. Por eso, después de tener relaciones sexuales, es probable que te sientas menos estresado y tengas incluso una mejor opinión de ti mismo. Algo así como un regalito para la autoestima. 

 

En un artículo publicado por Women ‘s Health, “todo tiene que ver con la producción de hormonas durante el coito”, de acuerdo a Saralyn Mark M.D., profesora asociada de medicina y obstetra/ ginecóloga en la Facultad de Medicina de Yale. Según Mark, el sexo fomenta la producción de oxitocina, lo que ayuda a las parejas a “unirse”, además de inhibir la liberación de la hormona cortisol que induce el estrés. Esta reconfiguración hormonal, por así decirlo, deja el cuerpo sintiéndose naturalmente más relajado, lo que resulta en una transición más fluida hacia el sueño.

 

Por si fuera poco, “la química corporal de un hombre cambia después del orgasmo”, palabras del Dr. David McKenzie, un terapeuta sexual basado en Vancouver. Según McKenzie, después del sexo, la anatomía masculina libera un bioquímico conocido como prolactina, que es directamente responsable de las alteraciones en el cuerpo que resultan en sensaciones de fatiga. Además, tal vez en una vena más basada en el sentido común, los hombres pueden sentirse cansados ​​después del sexo debido en parte al esfuerzo físico. 

 

Al final, una cantidad saludable de sueño cada noche hará maravillas con tu estado de ánimo al día siguiente. Por ende, un mejor estado de ánimo suele equivaler a mejores experiencias sexuales o, al menos, a mejores impresiones de las experiencias sexuales. Así que ya lo sabes, eres lo que eliges ser, vuélvete una prioridad en tu vida. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email