Sexo tántrico: ¿Qué es y cómo se practica?

El sexo tántrico es una práctica sexual proveniente del antiguo hinduismo que se enfoca en crear una conexión íntima con la pareja. Su propósito es estar presente en el momento para lograr una experiencia sexual satisfactoria y mucho más placentera. 

 

¿Qué es?

 

El sexo tántrico se refiere a la práctica del tantra durante el acto sexual. Se trata de una técnica tradicional para concentrarse corporalmente en alguna disciplina o técnica de meditación. En pocas palabras, se genera conciencia absoluta sobre el cuerpo de uno mismo y el de su pareja agudizando los sentidos. 

 

La intención de esta práctica no siempre es alcanzar el orgasmo, sino disfrutar de la actividad sexual en su totalidad. Es una forma meditativa del sexo para estimular las sensaciones del cuerpo, la energía sexual y la exploración del cuerpo de la pareja. 

 

Cuando practicas técnicas tántricas estás conectando tu cuerpo, mente y alma. Por lo tanto, es importante tener una mentalidad clara y la voluntad de sentirse vulnerable para lograr unir esas partes de ti mismo. 

 

 

Ponlo en práctica

 

Toda energía sexual puede ser tántrica cuando se hace con conciencia. El sexo tántrico involucra diversas actividades eróticas que no siempre involucran la penetración, sino también diferentes estímulos físicos de otras zonas del cuerpo. 

 

Una sesión de tantra tradicional, se sumerge en los actos más sutiles del sexo, que incluyen los abrazos lentos, caricias suaves, estar presente dentro del cuerpo, percibir el contacto con la piel y enfocarse en el movimiento de energía entre los cuerpos de la pareja. La dominación, sumisión y juego de roles también pueden ser tántricas.

 

El sexo tántrico es una experiencia nueva para muchos, así que aquí te compartimos algunas recomendaciones para que comiences a ponerlo en práctica:

 

Prepara tu mente

 

El tantrismo es un concepto espiritual, por lo tanto tu mente entra en juego tanto como tu cuerpo. Enfocarse en el momento resulta difícil si la persona se encuentra tensa, nerviosa o simplemente con muchas cosas en la cabeza. 

 

Es por eso que meditar 10 o 15 minutos antes del acto sexual es una muy buena forma de mantener la mente clara. Realizar estiramientos y ejercicios de respiración también son recomendables para liberar cualquier clase de tensión en el cuerpo. Estos ejercicios los pueden realizar como una actividad de pareja incluso durante el juego previo. 

 

 

Prepara tu espacio

 

El entorno es un pieza clave en el sexo tántrico ya que es un método holístico que, cuando bien ejecutado, llega a durar varias horas. Por lo tanto, considerar el tiempo y espacio en donde se realiza es imprescindible, debido a que éste impacta directamente la capacidad de relajarse y pensar de la pareja. 

 

Idealmente, se busca crear un ambiente cómodo que estimule los sentidos y aliente la excitación. Jugar con las texturas de las sábanas y encontrar diferentes superficies que contrastan con la piel se recomienda para producir sensaciones emocionantes al tacto. La luz de las velas agregan romance al espacio y un toque sensual, al igual que el uso de esencias aromáticas, aceites y varitas de incienso que ayudan a crear un ambiente provocativo.

 

Te sugerimos estas posiciones:

 

Yab-yum o Lotus

Una de las parejas se siente con las piernas cruzadas.

La otra pareja debe sentarse en la parte superior de los muslos de su compañero y cruzar los tobillos detrás de su espalda.

Respiren sincronizados y mírense a los ojos.

Cuando lo deseen, pueden frotar sus genitales uno contra el otro, iniciar sexo con penetración o simplemente enfocarse en el momento. 

Esta posición también es adecuada para la masturbación.

 

Arco Relajado 

Una de las parejas se sienta erguida en la cama o en el suelo con las piernas estiradas.

El otro debe sentarse de rodillas en el regazo de su compañero.

Cuando esté cómodo, comience a arquear la espalda lentamente.

Descanse la cabeza entre las piernas de su pareja y luego sujete por los tobillos o los pies.

 

Beneficios 

 

Las técnicas tántricas pueden ayudar a combatir complicaciones sexuales como la disfunción eréctil o la eyaculación prematura. Muchos hombres acostumbran a implementar el tantra en su sexualidad para desarrollar su capacidad para durar más y mantener más placer antes de alcanzar el orgasmo. 

 

Recuerda que el sexo tántrico es una práctica de conciencia sexual, la cual se concentra en la conexión de pareja, la experiencia sensorial del acto sexual y el placer en su totalidad. 

 

Descubre formas nuevas de explorar tu sexualidad. La variedad es la madre del placer. LERK, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email