¿Whisky o Whiskey? Te sacamos de dudas

El verano no es quizás el mejor momento del año para hablar sobre whisky, sin embargo, es sin duda uno de los destilados predilectos en todo el mundo y, ya bien entrado el otoño, nunca cae nada mal en compañía de un buen libro. Ya sea que eres un bebedor experimentado o que recién comienzas a experimentar, el whisky está lleno de palabras de moda y terminologías que es importante conocer.

 

Desde el whisky escocés y los Single Malt, hasta el Bourbon y las diferentes clases de mezclas, existe un punto que causa mucha confusión, y es el hecho de que la bebida a veces se deletrea “whisky” y otras veces “whiskey”, con ‘e’. Parecería lo mismo, sólo ortografía diferente, ¿cierto? Bueno, eso depende. Lo que nos lleva a la pregunta importante: ¿Cuál es entonces la diferencia?

 

Empecemos por el principio (valga la redundancia). Sin importar cómo se deletrea, el whisky/ey, es un término general que se utiliza para clasificar un tipo de destilado producto de una mezcla de granos fermentados. Ahora bien, dentro de la amplia categoría de whisky/ey, existen muchas otras subcategorías: Bourbon, Tennessee, Scotch, Irish y Canadian Bourbon, y cada uno de estos destilados se regula por el gobierno del país de origen donde se produce. Como resultado, cada uno de ellos son diferentes entre sí.

 

La palabra “whisky” deriva del término gaélico Uisge = agua, y Beatha = vida, en conjunto: Usquebaugh = agua de vida. En su uso moderno, el “whisky” proviene de Escocia y el “whiskey” de Irlanda.

 

La diferencia nos remonta a finales de 1800, ya que entonces el whisky escocés era de muy mala calidad, por lo tanto, los productores irlandeses querían diferenciar su producto y para hacerlo agregaron una ‘e’ de más.

 

En la ortografía estadounidense se escribe “whiskey”, muy probablemente por la gran cantidad de inmigrantes irlandeses que instalaron sus alambiques a lo largo de todo Estados Unidos, mientras que en Japón se escribe “whisky”, ya que fueron los escoceses quienes inspiraron el movimiento del whisky japonés.

 

 

Hasta aquí, todo se reduce a dos razones: estilo de edición y estilo de destilado. La gran pregunta es ¿entonces ”whisky” y “whiskey” son la misma palabra con ortografía diferente, o son dos palabras ligeramente diferentes que describen dos grupos distintos de destilados? (¡Ah, cuánta confusión!). Para sacarte de dudas quédate con el siguiente Tip, mismo que muchos periódicos en todo el mundo utilizan en su manual de estilo interno para evitar problemas de copyright con las productoras de todo el mundo:

Los países productores cuyos nombres incluyen una ‘e’ (UnitEd StatEs, IrEland) escriben “whiskEy” (whiskeys en plural)
Mientras que los países productores cuyos nombres no incluyen una ‘e’ (Scotland, Japan, Canada) escriben “whisky” (whiskies en plural)

 

OJO: Cuando hagas este ejercicio, toma en cuenta que debes hacerlo deletreando el nombre de los países en inglés.

 

Como puedes ver, hablar de whiskies y whiskeys es tan complejo como hacerlo de mezcales y las infinitas variedades de maguey, y eso que no nos ‘clavamos’ en las diferentes categorías y subcategorías según los ingredientes con que se elaboran, pero de eso te hablaremos en otra ocasión. Después de todo, la variedad es la madre del placer. Lerk, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email