Tipos de trajes: ¿cuál te va mejor?

Cualquiera pensaría que un traje es un traje, ¿cierto? Pues no. La elección del traje correcto es una tarea bastante más compleja que simplemente ir a la tienda y elegir uno que te quede. Lo cierto es que la gran mayoría de las marcas masculinas tienen diferentes interpretaciones de lo que implica usar uno y por lo tanto las tiendas están llenas de una amplia gama de opciones para los compradores más exigentes. 

 

Desde el ajuste hasta la tela y la forma, el traje aparentemente estandarizado puede conformarse de un millón de maneras diferentes. Y eso sin hablar del costo. La buena noticia es que definitivamente hay un traje para ti, la mala noticia es que encontrarlo puede ser un tanto abrumador. Por eso y, para evitar que parezcas ‘Pachuco’ de los años 50, sigue los consejos que a continuación te damos.

 

1. El hombro

Asegúrate que la costura donde la manga del saco se une al hombro se alinee exactamente con la punta más externa del hombro. Si lo sientes demasiado ajustado, no te preocupes, eso significa que te queda bien. De hecho, se sugiere probar siempre con una talla de saco más pequeña de lo que se cree, ya que los hombros generalmente se exceden un poco.

 

2. El largo

Existen dos formas fáciles de saber si el largo es el correcto. En el primero, debes probarte el saco y pegar las palmas de tus manos hacia el cuerpo con los brazos hacia abajo, luego trata de agarrar el dobladillo final del saco con la punta de tus dedos, deberás poder doblar fácilmente las primeras dos falanges alrededor de la parte inferior del saco. En la segunda manera, es aún más sencillo: con los brazos relajados a los costados, aprieta los puños. Los nudillos deberán estar nivelados con el dobladillo o ligeramente más cortos. 

 

 

3. La manga

El extremo de la manga del saco debe llegar justo donde el pulgar se conecta con la muñeca, y con el espacio suficiente para que se asome un poco la manga de la camisa. 

 

4. Los botones

Los sacos de dos botones son los más comunes y versátiles. Recuerda mantener siempre el botón superior abotonado y el inferior desabrochado. Los sacos de tres botones son más pesados y un poco anticuados. Los trajes cruzados están resurgiendo y suelen ser más formales y llamativos, pero también le dan al torso un aspecto más cuadrado, tampoco es lo más recomendable.

 

5. El pantalón

Sin duda, la parte más sencilla de los 5 puntos. Usualmente hay un poco más de margen pero deben terminar justo alrededor del tobillo, sin dejar una marca de tela adicional que descanse sobre el zapato. 

 

 

Por último, toma en cuenta que todos estos consejos son sólo un guía general y para nada están cerca de ser absolutos. Si nos ponemos prácticos en realidad lo que más te conviene, sobre todo si se trata de un traje que usarás en una ocasión especial, es comprar uno a la medida. No olvides que eres tú quien debe vestir el traje, no al revés, y para ello la confianza es clave, una vez que la encuentras eres imparable. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email