Recupera tu confianza, hablemos de disfunción eréctil

Tener disfunción eréctil o cualquier tipo de trastorno sexual no es razón para avergonzarse. A decir verdad, resulta imprescindible comenzar a normalizar estos temas, generar empatía y respeto para que puedan ser discutidos de manera más abierta. Deja el tabú atrás y lleva una vida plena y placentera cuidando de tu salud sin pena alguna. Eres lo que eliges ser. Lerk, tu aliado en el placer.

 

Recuerda que los factores psicológicos son responsables de muchos casos de disfunción eréctil. Por lo tanto, si comienzas a notar señales de disfunción sexual, pueden deberse a altos niveles de ansiedad, estrés o depresión en tu vida diaria.

 

 

Aprende a identificar los síntomas y perderle el miedo:

Causas psicológicas

  • Estrés: el estrés puede estar relacionado con el trabajo, el dinero o el resultado de problemas de pareja, entre otros factores.
  • Ansiedad: una vez que un hombre experimenta disfunción eréctil, es posible que se preocupe demasiado de que el problema vuelva a ocurrir. Esto puede causar ansiedad por el desempeño o miedo al fracaso sexual, e irónicamente conduce a la disfunción eréctil.
  • Culpabilidad: es posible sentirse culpable por no satisfacer a la pareja sexual en su totalidad, esto posteriormente afecta la confianza en uno mismo.
  • Depresión: afecta a una persona física y psicológicamente. La depresión puede causar disfunción eréctil incluso cuando te sientes completamente cómodo en situaciones sexuales. Los medicamentos que se usan para tratar la depresión también pueden causar disfunción eréctil, esto se debe a que en ocasiones disminuyen los niveles de testosterona.
  • Baja autoestima: esto puede deberse a episodios previos de disfunción eréctil o ser el resultado de otros problemas no relacionados con el desempeño sexual.

 

Al sufrir de disfunción eréctil, es normal experimentar muchas emociones, como ira, tristeza y resentimiento. Si bien esto es comprensible, no debes excluir a tu pareja mientras enfrentas el problema, ya que también se ve afectada por esta condición. Olvida los miedos y encuentren juntos diferentes soluciones para encender la cama de nuevo. Cambiando de perspectiva, este trastorno es una posibilidad de explorar la sexualidad. 

 

 

Buscar asesoramiento médico y terapia psicológica es necesario para continuar con una vida sexual sana. Pero de igual forma existen diferentes formas de reducir la ansiedad y aumentar el fuego en la habitación, ¿qué tal intentar la meditación sexual? ¿Probarías dados para juegos sexuales? Bájale al estrés y recupera el control de tu vida íntima y continúa informándote para conservar una vida placentera. Nunca es tarde para cambiar. Lerk, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!