¿Qué jabón debo usar para mi cara?

Con tantos productos para el cuidado de la piel, surgen muchas preguntas y puede resultar confuso decidir cuál es el mejor jabón para limpiarte la cara. ¿Debería elegir una barra de jabón o un jabón líquido? ¿Una solución espumosa o una solución no espumosa? ¿O mejor un paño facial? 

 

No hace mucho, las únicas opciones que existían en términos de limpiadores faciales eran jabones en barra y cremas. Ahora, todos los pasillos de las tiendas cuentan con un sin fin de opciones de limpieza facial. Estos consejos, a continuación, pueden ayudarte a decidir qué tipo de limpiador facial es mejor para tu piel.

 

Usa algo que esté hecho para la cara

Los jabones faciales están diseñados específicamente para la piel facial sensible. Incluso el jabón corporal más suave o el limpiador líquido para el cuerpo puede ser demasiado fuerte para el rostro y puede contener fragancias, tintes o materiales de limpieza no recomendados para usar en el rostro.

 

Comienza con algo suave

Utiliza el limpiador más suave que encuentres para eliminar el aceite y los residuos de tu cara.

 

 

Elije algo que no haga espuma

Los limpiadores en espuma se ven y se sienten frescos, pero contienen ingredientes que pueden irritar tu piel, especialmente si tienes la piel sensible o seca.

 

Considera usar un paño facial

Ni siquiera tienes que usar jabón en la cara si usas un paño facial porque el jabón ya está incrustado en el paño. El paño facial también exfolia, lo que te ayuda a eliminar las células muertas de la piel que pueden obstruir los poros y causar acné. Sin embargo, ten en cuenta que usar otra cosa que no sean las yemas de los dedos puede irritar tu piel, así que sé suave y no te frotes.

 

Piensa en tu tipo de piel

Algunos limpiadores están diseñados para pieles secas, mientras que otros están diseñados para pieles grasas y propensas al acné, así que si un limpiador regular no lo corta, prueba con algo que sea más específico para tu tipo de piel. Y si eso no funciona, programa una cita con un dermatólogo para obtener más y mejores consejos.

 

Es posible que estés acostumbrado a lavarte la cara de manera un tanto agresiva, pensando que ayudará a deshacerte de la grasa, la suciedad y a mantener tu cara más limpia, pero en realidad, es todo lo contrario, recuerda que la piel de tu cara es muy delicada y puedes hacer que se irrite con mucha facilidad. Vuélvete una prioridad en tu vida, cuidarte también es productivo. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email