¿Qué es el retinol y por qué es bueno contra las arrugas?

Todos hemos escuchado sobre él, sabemos de sus múltiples virtudes para la piel pero pocos saben realmente lo que es. La realidad es que es tan famoso debido a que esconde muchísima ciencia detrás, es decir, lo han estudiado durante muchísimos años. 

 

Los retinoides llegaron al mercado por primera vez a principios de la década de 1970 como un medicamento para combatir el acné. Desde entonces, también se han utilizado para tratar la psoriasis, las verrugas, las arrugas y las manchas causadas por la exposición al sol y la piel envejecida. En pocas palabras, el retinol se encarga de minimizar la aparición de arrugas a partir del reforzamiento del grosor y la elasticidad de la piel, retrasando la descomposición del colágeno que ayuda a mantener la piel firme. 

 

 

¿Cómo funcionan?

Los retinoides actúan provocando que las células de la piel de la superficie se revuelvan y mueran rápidamente, dando paso al crecimiento de nuevas células debajo. Es decir, dificultan la descomposición del colágeno y hacen que la capa más profunda de la piel se fortalezca, justamente donde comienzan las arrugas. 

 

¿Es contraproducente?

Contrario a lo que muchos piensan, el retinol adelgaza la piel y por lo general, provoca la descamación y enrojecimiento de la misma en las primeras semanas de uso, pero en realidad su función principal es engrosar la piel. En el caso de las manchas, los retinoides las eliminan y frenan la producción de melanina, un pigmento más oscuro que hace que las manchas se vean cafés.

 

 

¿Cómo se usa?

Sólo necesitas una cantidad de retinoides del tamaño de un chícharo cada día, generalmente debe ser recetado aunque también existen productos a base de retinol que puedes obtener sin receta. 

 

Existen otros derivados del retinol que tienen efectos similares, su precio puede ser bastante similar y la única contraindicación sobre su uso es con las embarazadas, para ello hay que consultarlo directamente con tu dermatólogo. Como puedes ver, la premisa sigue siendo la misma de siempre: o te transformas o dejas de crecer. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email