¿Prolongar la juventud o envejecer saludablemente?

Es posible que no puedas retroceder el tiempo, pero lo que sí puedes hacer es alterar los efectos del tiempo en tu cuerpo para frenar el envejecimiento físico y mental. Las investigaciones han demostrado que las personas de la misma edad cronológica pueden tener una “edad biológica” diferente. 

 

En un estudio publicado en la revista PNAS, se examinó a casi mil participantes de la misma edad en cuanto a habilidades cognitivas, salud cardiovascular y otros marcadores de aptitud física en tres edades diferentes: 26, 32 y 38. Los investigadores trazaron la pendiente de cada individuo y descubrieron que no todos disminuían al mismo ritmo. Algunos, de hecho, no tenían pendiente en absoluto, lo que significa que no estaban envejeciendo. A los 38 años, estos voluntarios tenían edades biológicas que iban desde menos de 30 hasta casi 60 años. Lo que esto significa es que otros factores además de la genética pueden influir en la tasa de envejecimiento. La pregunta aquí es ¿cómo lograrlo?

 

 

Ejercicio

La mejor manera de frenar el envejecimiento es mantenerse en buena forma. Un estudio publicado en Aging Cell encontró que las personas mayores que se ejercitaban regularmente a lo largo de su vida tenían la masa muscular, los niveles de colesterol e incluso la función del sistema inmunológico de las personas mucho más jóvenes. 

 

Alimentos integrales

Los expertos coinciden en que la mejor dieta para prevenir los daños y las enfermedades relacionados con la edad comienza con los alimentos integrales y naturales. Una dieta saludable incluye menos alimentos procesados ​​sin azúcares, grasas y sales añadidas. Evitar el azúcar y las grasas no saludables puede ayudar a prevenir la inflamación gastrointestinal, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

 

Comer más plantas

Seguir una dieta basada en plantas, o una que le de especial importancia a alimentos como frutas, verduras y granos integrales, puede ayudar a un envejecimiento saludable ya que proporcionan nutrientes importantes para la salud del cerebro y el cuerpo. Sin embargo, basado en plantas no tiene por qué significar exclusivo de plantas. Otros alimentos como los huevos, los productos lácteos bajos en grasa o reducidos en grasa y los mariscos también pueden aportar nutrientes importantes. 

 

 

Comer suficiente proteína

La proteína es especialmente importante para mantener la masa muscular a medida que envejecemos. Las personas mayores de 40 años pueden perder hasta un 8 por ciento de su masa muscular por década, y la tasa de disminución puede duplicarse después de los 70. Es ahí donde se vuelven esenciales fuentes de proteínas como las nueces, el yogur o los quesos.

 

Por último es importante salir al aire libre, tomar una buena dosis de Vitamina D (la vitamina del sol) todos los días pero sin olvidar también la importancia de usar protector solar para cuidar la piel. Hidratarse apropiadamente, evitar las toxinas, cuidar la salud de tus dientes, reducir el estrés, dormir adecuadamente, mantener al cerebro activo y tener siempre una buena actitud. Después de todo, eres lo que eliges ser. Lerk, tu aliado en el placer. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email