Papiloma: ¿qué es y cómo se trata?

Nos encontramos conquistando el miedo y dando prioridad a nuestra salud, por lo tanto es el momento perfecto para hablar sobre los temas más incómodos pero necesarios. Sabemos que la sexualidad es una de los aspectos más importantes de tu vida, y empezar a preservar tu salud y longevidad en el sexo siempre es una excelente idea. 

 

Para iniciar este trayecto de responsabilidad y respeto por nuestro cuerpo, comenzar por informarnos sobre una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes es la mejor opción. Por eso aquí tenemos una breve guía informativa con lo más relevante respecto al tema: 

 

¿Qué es?

El VPH, mejor conocido como virus de papiloma humano, es la infección sexual transmitida más común que existe, algunos tipos causan verrugas genitales y cánceres. A decir verdad, se cree que la mayoría de personas sexualmente activas lo padecen aunque sea alguna vez en su vida.

 

 

¿Cómo se transmite?

El papiloma se puede contraer al tener relaciones sexuales orales, anales o vaginales con una persona que tenga el virus, incluso cuando la persona infecta es asintomática o no presenta evidencia de tenerlo. 

 

Cualquier persona sexualmente activa puede contraer VPH aunque se encuentre en una relación exclusiva. Existe incluso la posibilidad de sufrir los síntomas años después de haber contraído el virus, esto complica saber exactamente cuándo se infectó por primera vez. 

 

El virus del papiloma humano ocasiona verrugas, las cuales se manifiestan como pequeños o grandes bultos en los genitales. En la mayoría de los casos, el virus desaparece por sí solo sin causar mayor daño, pero, si permanece por tiempo prolongado puede causar cáncer de cuello uterino, vulva, vagina, pene, ano entre muchos otros. Así que mucho ojo a cualquier señal de alerta. 

 

Sin duda lo más alarmante de todo, resulta el hecho de que el cáncer puede tardar años en manifestarse. La persona infectada puede vivir sin señales de VPH toda su vida y ser víctima del cáncer de la noche a la mañana, justamente por eso mismo, cuidarse ahora es una obligación y necesidad.

 

¿Cómo se trata?

El VPH no tiene un tratamiento específicamente para combatirlo, pero, sí existen diferentes tratamientos para las consecuencias de padecerlo. Las verrugas genitales pueden disminuir en cantidad, tamaño o incluso desaparecer por completo con la ayuda de un especialista.

Las posibilidades de cáncer pueden ser reducidas cuando se aplican los métodos preventivos recomendados por los médicos.

 

 

El virus del papiloma humano es preventivo, es decir que se puede anticipar a sus consecuencias. ¿Cómo? Con tres simples pero valiosos métodos:

  • Vacunarse: A partir de los 12 años hasta los 26 años de edad tanto a hombre y mujeres  se les recomienda aplicarse la vacuna. Es efectiva y segura, sin mencionar el método más fiable para prevenir el virus.  
  • Usar condón de látex: Este no es tan efectivo cómo la vacuna, pero es un método preventivo a final de cuentas. No protege en su totalidad los genitales, pero sí las partes más vulnerables de éstas.   
  • Mantener una vida sexual responsable: Asegurarse de tener confianza con la pareja sexual y evitar los encuentros casuales para evitar contagios. 

 

 

Finalmente, recuerda que no debes alarmarte mientras más aprendes, sino asegurarte de seguir las medidas preventivas necesarias y recomendaciones médicas para garantizar tu seguridad sexual y la de tu pareja. El autorrespeto comienza por el cuidado de la salud, así que demuestra lo mucho que te interesas por tu propia felicidad. Rompe los estereotipos. Lerk, tu aliado en el placer.

 

Revisa tus dudas, prioriza tu salud, conquista tus miedos.

#ElPoderDeEstarBien

 

 

 

Referencias: 

https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/enfermedades-de-transmision-sexual-ets/vph
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hpv-infection/symptoms-causes/syc-20351596
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!