Nosotros te apoyamos: sin pena a la disfunción eréctil

Sabemos que sufrir de disfunción eréctil puede resultar solitario y difícil. ¡No te preocupes más! Estamos aquí para asegurarte, no solo que este padecimiento es mucho más común de lo que crees, sino que tampoco hay nada de qué avergonzarse. El 55% de los mexicanos mayores de 40 años sufre de disfunción eréctil y solamente el 10% de hombres acude al médico o urólogo para tratar este padecimiento. 

 

Quizás comienzas a sentir que las personas a tu alrededor no entienden por lo que estás pasando, tal vez te sientes incómodo compartiéndolo o simplemente no sabes cómo hablar sobre el tema. En ese caso, puede que una red de apoyo sea justo lo que necesites. Ya sea que busques principalmente apoyo emocional o consejos prácticos para lidiar con tu nueva normalidad, encontrar tu red de apoyo puede ayudar. 

 

¿Por qué buscar una red de apoyo?

Unirte a una red de apoyo para la disfunción eréctil podría cambiarte la vida por completo y hacer de tu proceso uno mucho más llevadero. Estos pueden ser fuentes de orientación tanto emocional como práctica. Convivir con personas que pasan por una situación similar a la tuya siempre representa una especie de consuelo, ya que pueden compartir experiencias y sentir empatía

 

¿Por dónde empezar?

Una red de apoyo puede estar conformada por las personas en las que más confías. Estas pueden incluir a tus familiares más cercanos, tus mejores amigos o tu esposa. ¿Quieres dar el primer paso? Comienza por confiar en tu pareja y hacerle saber que necesitas de su comprensión, después de todo están juntos en esto. Trabajen en equipo para encontrar nuevas opciones y canalizarte con la ayuda adecuada.

 

Grupos comunitarios

Los grupos de apoyo tradicionales se reúnen en persona en un horario regular, como semanal o mensualmente. Pueden estar abiertos, lo que significa que cualquiera puede entrar, o cerrados, en tal caso debes registrarte o solicitar un lugar. Estos usualmente se encuentran dentro de tu comunidad. 

 

Grupos en hospitales y centros médicos

Algunos grupos de apoyo pueden estar disponibles  para pacientes que ven médicos dentro de un grupo o área específica, en hospitales en particular o incluso en centros médicos especializados. En algunos casos, únicamente puedes ingresar a estos con una recomendación directa de tu doctor, lo cual puedes solicitarle como parte de tu tratamiento. 

 

 

Grupos en línea 

Debido a la pandemia de COVID-19 ha aumentado la cantidad de grupos de apoyo que se reúnen virtualmente. Esta es una excelente opción si no logras encontrar alguno dentro de tu comunidad o simplemente prefieres no salir de tu casa. Los grupos en línea puedes encontrarlos fácilmente en internet, aunque siempre es mejor preguntarle a tu médico si conoce uno antes de comenzar a buscar. 

 

Sesión personal

Quizás no te sientes del todo cómodo con la idea de unirte a un grupo. En ese caso, la mejor opción es buscar a un especialista que lleve tu proceso de manera personalizada. Sea un psicólogo o un sexólogo, recibe la orientación necesaria sin la presión de un grupo externo y siéntete más tranquilo y en confianza. A final de cuentas, se trata de encontrar lo que mejor trabaje para ti. 

 

Llegó el momento de normalizar las pláticas sobre estos temas y buscar la ayuda adecuada. Recuerda que no estás solo en esto ¡Nosotros te apoyamos! Encuentra tu red de apoyo libre de juicios y verás como tu percepción cambia por completo. Continúa invirtiendo en tu salud y felicidad para alcanzar una vida plena y satisfactoria. Vuélvete una prioridad en tu vida. Lerk, tu aliado en el placer. 

 

Referencias:

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2017/03/20/con-disfuncion-erectil-55-de-mexicanos-de-40-anos-dicen
https://www.gob.mx/salud/articulos/disfuncion-erectil
https://www.institutouroandrologico.com/servicios/disfuncion-erectil-impotencia/
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!