Mindfulsex: ¿De qué va esta nueva tendencia?

Si alguna vez has escuchado sobre el Mindfulness pero no sabes ni de qué va, en pocas palabras se trata de una práctica de meditación, una técnica de relajación y de adoptar una actitud más ligera ante la vida. Es básicamente una herramienta que puedes usar en cualquier contexto y en cualquier momento del día para aprender a hacer más consciente tu existencia en el presente. “¿Y eso qué tiene que ver con el Mindfulsex?”, te preguntarás. Una vez entendido esto, para allá vamos.

 

Lo que acabas de leer en el párrafo anterior, trasládalo ahora a un plano sexual. Y es que el Mindfulsex parte precisamente de las bases del Mindfulness y no es otra cosa que un acercamiento al sexo desde una perspectiva sin expectativas, distracciones o fantasías. Lo interesante es que no está dirigido exclusivamente a personas que luchan con problemas de intimidad física, de hecho, si tienes una vida sexual satisfactoria, incluir la atención plena en tus encuentros sexuales puede ser transformador.

 

El Mindfulsex se trata de tomar la decisión de comprometerse y estar presente durante tus encuentros sexuales. Te permite a ti y a tu pareja establecer las reglas y decidir juntos qué se siente bien y qué es mejor para su relación. Pero para eso, una buena comunicación es básica y los tabúes quedan estrictamente prohibidos. Busquen un espacio seguro para hablar sobre sexo, con un lenguaje sencillo para entender qué necesitan, qué se siente bien y qué no. Pueden hacerlo antes, durante y/o después del sexo.

 

Ahora bien, nada de esto funcionará si no aprendes a dejar tu mente en blanco y a liberarla de pensamientos. ¿Recuerdas el Mindfulness? Pues la similitud con el Mindfulsex no es sólo fonética, ya que en ambos casos hablamos de prácticas que requieren de atención plena.

 

Respira profundamente y deja que tus pensamientos se alejen. Cuando vuelvan a aparecer, porque lo harán, identifícalos y luego déjalos pasar. Concéntrate en permanecer presente con tu pareja, pensando sólo en lo que está sucediendo en el momento exacto. Deja que tu cuerpo, no tu cerebro, te guíe a través de la experiencia.

 

Mindfulsex = Sexo Consciente.

Piensa en él como una invitación, una oportunidad para explorar el misterio del sexo. Recuerda que como todo en la vida, requiere de práctica, pero la recompensa será una intimidad más profunda, conexiones más significativas y, si todo sale bien, mayor placer físico. Deja de hacer siempre lo mismo, la variedad es la madre del placer. LERK, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email