Mantén tu cutis sano con productos naturales

Muchas veces pensamos que el cuidado de la piel es sinónimo de despilfarro. Cremas, aceites y tratamientos casi tan costosos como las mismas consultas con un especialista. La realidad es que la clave para ahorrar está en la prevención y es precisamente en la limpieza diaria del cutis donde existen alternativas naturales que ayudan a mantener tu rostro sano, fresco y suave sin necesidad de tirar la casa por la ventana. A continuación te dejamos 3 opciones limpiadoras de uso diario hechos a partir de productos que encuentras fácilmente en cualquier supermercado o en la App de e-commerce de tu preferencia.

 

Limpiador aromático

 

  • 60 ml de gel de sábila
  • 60 ml de agua de rosas
  • 60 ml de glicerina vegetal
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda

 

 

Mezcla todos los ingredientes en un frasco (preferentemente de vidrio) y agítalo. Recuerda siempre humedecer la cara con agua tibia antes de aplicar y masajear. La sábila y el agua de rosas limpian y suavizan, mientras que la glicerina y la lavanda además de suavizar equilibran la producción de grasa.

 

Loción exfoliante herbal

 

  • 60 ml de glicerina vegetal
  • 60 ml de extracto de manzanilla
  • 60 ml de agua de rosas
  • 1 cda de caléndula seca
  • 1 cda de flor de sauco

 

 

Mezcla los ingredientes con excepción de la glicerina y déjalo reposar en un recipiente de vidrio tapado durante una semana. Cuélalo en otro frasco y agrega la glicerina, vuelve a agitar. Úsalo por las noches antes de dormir dando pequeños masajes con la punta de los dedos durante un minuto, luego enjuaga con agua tibia. La manzanilla es un astringente suave y natural que en combinación con el agua de rosas, la flor de sauco y la caléndula, producen la sensación de alivio y limpieza. Mientras que la glicerina vegetal ayuda a suavizar y a humectar.

 

Limpiador de leche

 

  • 1 cda. de yogur de leche entera
  • 1 fresa
  • 1 gota de aceite esencial de lavanda

 

Tritura la fresa y combínala con el yogur, agrega el aceite esencial de lavanda y mézclalo bien. Antes de aplicarlo en la cara, huméctala con agua tibia y después masajea toda la zona durante un minuto y vuelve a enjuagar con agua tibia. El resultado te dejará con un sensación de frescura.

Recuerda que cuidarte también es productivo y no hay nada más amoroso que cuidarse a uno mismo. El camino hacia el amor verdadero es la confianza. Lerk, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email