Las fantasías sexuales más comunes

Empecemos aclarando una cosa: todos, sin excepción alguna, tienen fantasías sexuales. Dicho esto, ¡dile adiós a la vergüenza! Hablar sobre lo que te excita y aclarar tus pensamientos eróticos personales, sin importar cuál sea la fantasía, es completamente normal. 

 

De acuerdo a Gigi Engle, Coach sexual certificada y autora de All the F*cking Mistakes: A Guide to Sex, Love and Life, cuanto más se habla de fantasías sexuales más se normaliza la conversación y menos pensamientos retorcidos sexuales y oscuros se tendrán. Por eso mismo abordaremos el tema desde un punto de vista más parcial y nos enfocaremos en los deseos sexuales más comunes sin importar el género. 

 

De acuerdo a una encuesta a más de 4 mil personas publicada en la revista Psychology Today y realizada por Justin Lehmiller, educador sexual internacionalmente reconocido, las fantasías más comunes demuestran que tus fantasías personales no son tan originales como pensabas: 

 

Sexo grupal

Tríos, orgías y similares, llevan consigo una sobrecarga sensorial donde en la mayoría de las fantasías sexuales con parejas múltiples, tú serías la estrella del espectáculo. Más olores, sabores, sonidos, colores… ¿la razón? Simplemente, hay más de todo.

 

Poder, control o sexo rudo

Los látigos y las cadenas entusiasman a millones de personas alrededor del mundo. Otra forma de identificarlo es el sadomasoquismo, donde el dominio y la sumisión forman parte de los ingredientes principales de esta no tan retorcida fantasía. La confianza aquí es clave, ya que se trata de un juego vulnerable, y esa vulnerabilidad tiende a la potencial excitación. 

 

 

Novedad, aventura y variedad

Sexo en la playa o en la cima de la montaña, en el baño de un avión o en el parque… Se trata de una fantasía que involucra la aventura. La sensación de experimentar algo desconocido e intentarlo por primera vez puede darte una fuerte descarga de adrenalina que sin duda avivará “la llama”, especialmente en una relación a largo plazo. 

 

Relaciones no monógamas

Relaciones abiertas, poliamor y encontrar un punto de equilibrio entre ambas, son estrategias cada vez más comunes adoptadas como una estructura de relación. A veces todo gira en torno a la no monogamia consensuada o fantasean con que su pareja se acueste con otros. 

 

Sexo prohibido

Dentro y fuera de la habitación, el ser humano siempre busca lo que no puede tener. Cualquier relación o acto sexual que pueda meterte en problemas o ser visto como algo extraño, prohibido o grosero, puede ser excitante, como lamer los pies o las axilas. Algunos ejemplos también incluyen el voyeurismo y el exhibicionismo.  

 

Pasión y romance

Sí. Resulta que aquello que Hollywood te vendió, también guarda su grado de verdad. Los largos paseos por la playa, cenas a la luz de la luna, velas, contacto visual durante el acto sexual… no son sólo un cliché romántico. Todos son parte de la fantasía de ser deseado en intimidad y con romanticismo.

 

 

En conclusión, puedes aprender acerca de tus pensamientos “sucios” o seguir negándolos. Lo cierto es que normalizarlos es el camino más sencillo para entender que, sin importar el género, hay muchas cosas en común sobre lo que la gente fantasea en general y el secreto para lograrlo se llama ‘confianza’. Deja de hacer siempre lo mismo, la confianza es clave, una vez que la encuentras eres imparable. Lerk, tu aliado en el placer.

 

FUENTE

https://read.macmillan.com/lp/all-the-fcking-mistakes/
https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-myths-sex/201808/why-do-people-have-sexual-fantasies
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email