Las arrugas se previenen, no se combaten

Arrugas

Sí, es verdad que todos en algún punto de nuestras vidas nos vamos a arrugar, sin embargo, la pregunta aquí es ¿cuándo? A pesar de lo que mucha gente pueda creer, no todas las arrugas están relacionadas con el envejecimiento y casi siempre se desarrollan durante la juventud. En este sentido, retrasar su aparición depende más de lo que hagas hoy por tu cutis, que de lo que hagas una vez que aparezcan. Para ello es importante entender que hay algunas que bien podrás prevenir y otras que simplemente podrás retrasar.

 

Masajes


Todos los días sometes a tu cara a diferentes tipos de tensiones voluntarias e involuntarias (estrés, preocupaciones, exceso de trabajo o discusiones), y así como la espalda sufre de contracturas, lo mismo pasa con los músculos de la cara. A la larga esto se traduce en arrugas prematuras. Por las noches date un automasaje con la punta de los dedos, empezando por la frente, pasando por los ojos, la punta de la nariz y labios, mejillas y terminando por el cuello.

 

Muecas


¡No es broma! En verdad ayuda. Abre la boca, saca la lengua, abre y cierra los ojos, mira en todas direcciones, infla los cachetes, intenta mover la nariz, mueve la lengua dentro de tu boca, arruga la frente y suéltala. El fin de estos ejercicios es precisamente relajar los músculos de la cara y evitar dormir con tensión. Si lo haces frente a un espejo puede incluso llegar a ser divertido.

 

 

Nutrición


Recuerda que la piel es un órgano y cómo tal, debes alimentarlo sanamente. Las arrugas aparecen en una piel con falta de vitaminas y minerales, y aunque la nutrición debe empezar con la dieta, hay aceites vegetales como el de coco y jojoba que además de hidratar, le aportan nutrientes importantes cuando los aplicas en la superficie.

 

Dieta


Si comes bien tu cuerpo lo agradece, incluyendo tu piel. Evita o reduce el consumo de azúcares, endulzantes artificiales, alimentos fritos, harinas refinadas, carne roja y embutidos, y enfócate más en las frutas y verduras, ensaladas, jugos, cereales integrales, semillas y pescado.

 

 

Por último pero no por eso menos importante, recuerda mantenerte siempre bien hidratado (de 2 a 3 litros de agua diarios). Recuerda que el sol es bueno para la piel, ya que promueve la síntesis de la Vitamina D, pero como todo en exceso es malo, así que usa protector solar y si vas a estar al sol mucho tiempo, no olvides llevar una gorra o sombrero.

 

 Recuerda que eres lo que eliges ser y lo que no hagas por ti, nadie más lo hará. El camino hacia el amor verdadero es la confianza. LERK, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email