¿Cómo sobrevivir al home office?

Home office es un término en inglés para describir el espacio de trabajo dentro de casa. Como consecuencia por la pandemia de COVID-19, el home office es una de las tendencias más importantes desde marzo del 2020. Debido a que su implementación fue bien recibida por trabajadores y empresas, se cree que se mantendrá a pesar que se disipe la cuarentena. Durante los primeros meses aplicando el trabajo remoto, las compañías identificaron una considerable reducción de gastos, conservando el rendimiento de los empleados y simplificando su logística.

 

A pesar de tratarse de una tendencia que ha traído varios aspectos positivos, es importante recalcar que el teletrabajo también ha sido motivo de estrés y diversas complicaciones en el ámbito laboral. En la siguiente lista te presentamos algunas ideas sobre cómo mejorar tu experiencia trabajando desde casa: 

 

1. Asigna un espacio específico 

 

Trabajar desde casa durante este brote de coronavirus es un privilegio. Sin embargo, si no estás acostumbrado a trabajar desde el sofá o la mesa de la cocina por tiempo indefinido, puede afectar tu rendimiento y causar estrés. Apuesto que a veces te sientes cómo si vivieras en la oficina ¿o no? Para separar tu vida personal, invierte en un espacio fijo y equipado de trabajo con todo lo que necesitas en el día a día: una silla cómoda, una mesa funcional, material de oficina, wifi potente, agua, etcétera.

 

 

2. Determina horarios 

 

Cuando trabajas desde casa, eres tu propio administrador personal. Sin cosas como una agenda de reuniones o un cronograma para dividir el día, es fácil disminuir la concentración o agotarse rápidamente. Perder la noción del tiempo es un efecto secundario del trabajo en casa. Para cumplir con un horario normal, organiza lo que harás y cuándo durante el transcurso del día. Separa las tareas y proyectos con horas específicas que incluyan descansos para comer o incluso una breve distracción para alejar tus ojos de las pantallas.

 

3. Usa tu ropa de oficina 

 

El uso de ropa cómoda sin duda es una de las mayores ventajas del home office, aún así, el cuidado de la imagen favorece el estado de ánimo, la salud y la calidad de vida. La asociación mental que se establece entre el trabajo y la oficina puede hacer que seas más productivo, y usar tu ropa de oficina quizás sea la solución para ti. Cuando trabajes desde casa, prepárate de igual manera que lo harías para un día en un puesto de oficina normal: pon la alarma, toma el café y usa ropa bonita. Arréglate como lo harías para ir a la oficina. Te pondrá en una mentalidad diferente y te ayudará a cambiar al “modo de trabajo”.

 

4. Escucha música

 

En el trabajo, las mejores listas de reproducción son diversas: puedes escuchar música que coincida con la energía del proyecto en el que estás trabajando. Las piezas tranquilas y relajantes ayudan a mantener la concentración y generar un ambiente relajado y libre de estrés. Los soundtracks de los videojuegos son excelentes, ya que esta música sin letra está diseñada para ayudar a concentrarte. Te recomendamos escuchar piezas instrumentales para evitar las distracciones.

 

 

5. Invierte en tu salud mental

 

La pandemia ha provocado un incremento de la demanda de servicios de salud mental. Es importante promover el diálogo y la comunicación sobre la salud y estabilidad mental, invertir en cursos, terapias, artículos de interés y métodos que tengan efectos positivos en nuestras vidas. Frente a cualquier tipo de actitud que refleje angustia o estrés te recomendamos hablar al respecto inmediatamente, sea con amigos, familiares, compañeros de trabajo o un profesional. La salud mental es una prioridad y no es motivo de vergüenza. 

 

Recuerda que al trabajar desde casa lo más importante es mantenerse productivo mientras preservas tu vida personal. Lee artículos de interés, armoniza tu espacio y practica deportes para mantener una vida saludable. Sigue aprendiendo a equilibrar tu vida con nosotros. Eres lo que eliges ser. Lerk, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email