¿Cómo mantener tu piel más joven?

Todo hombre quiere mantenerse joven el máximo tiempo posible, prevenir las arrugas y conservar una piel bien cuidada sin importar cuantas veces te afeites. Quizás no encontramos la fuente de la juventud aún, pero, aquí te exponemos los mejores secretos para el cuidado de tu piel y cutis:

 

Dormir profundo

Es importante dormir las horas necesarias para conservar una piel de aspecto juvenil. Se recomiendan entre siete u ocho horas de sueño ininterrumpido todas las noches. Cuando duermes profundamente, tu cuerpo no solo descansa, también es el momento en que tus células de la piel se regeneran. Si constantemente pierdes una noche de sueño completa, los años comenzarán a verse en tu cutis, y créeme, se nota. 

 

 

Beber mucha agua 

Al igual que necesitas de una larga noche de descanso para mantener tu piel juvenil, debes mantenerte hidratado para tener tu cuerpo activo, saludable y en su máxima funcionalidad. La deshidratación produce piel seca, quebradiza y promueve el acné. Para una piel más brillante y joven elimina las toxinas de tu cuerpo tomando suficiente agua.

 

Elimina la cafeína

Tu peor enemigo en la búsqueda de la eterna juventud es nada más y nada menos que el café. ¡Así es! La maravillosa cafeína que te ayuda a mantenerte despierto después de tan pocas horas de sueño es la misma que deshidrata tu piel y obstruye tus poros. No sufras, aún puedes tomarte el café de la mañana, solo procura que no pase de una taza al día. Alejarte de los azúcares añadidos y alcohol tampoco estaría nada mal. 

 

 

Rutina de cuidado para la piel 

Ahora, el verdadero secreto de la rutina para el cuidado de la piel perfecta es el siguiente:

¡Limpiar, exfoliar, hidratar!

Así de sencillo, el cuidado de la piel resulta una tarea simple a la cual no debes de invertir mucho tiempo. Siguiendo estos sencillos pasos, para conservar la limpieza y brillo de tu piel.

 

Limpiar – Lávate la cara cada mañana al despertar y antes de dormir para eliminar cualquier suciedad atrapada en los poros. Te recomendamos utilizar un jabón sensible al cutis con la menor cantidad de químicos posible. 

Exfoliar – Exfoliarse ayuda a eliminar la piel muerta y los excesos de grasa. Recuerda que esto solo puedes hacerlo dos veces por semana para que tu piel descanse y produzca sus aceites naturales. 

Hidratar – Finalmente, rehidrata tu piel cada mañana y noche con un humectante para restaurar la superficie protectora, la cual protege tus poros de la suciedad y toxinas. Un excelente humectante natural es la sábila, consigue tu propia planta para evitar el uso de químicos o sustancias artificiales en tu cutis. 

Consulta un dermatólogo – En casos de hinchazones, erupciones o salpullido severo, acude a un dermatólogo para solucionar casos específicos del cuidado de tu piel. 

 

Así que ahora ya tienes todas las herramientas para conservar tu piel saludable, pulcra y joven. Nunca es tarde para cambiar. Lerk, tu aliado en el placer.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

En el placer de dar placer se esconde el arte de vivir ¡Compártelo!

Follow by Email